Filosofía
Filosofía
Ética
Ética

Problemas de Ética ambiental

Por 
Igor Krtolica
Del Antropocentrismo al Ecocentrismo, Igor Krtolica propone un recorrido por las principales corrientes de la Ética ambiental y por los problemas que plantean.

Acerca de este curso

La ética ambiental interroga la posibilidad de extender nuestra consideración moral más allá del conjunto de los seres humanos, de modo a incluir a los animales, a la vida en general e incluso los ecosistemas. ¿Pero qué seres son dignos de consideración moral? Si tomamos como criterio la sensibilidad, quedan afuera las plantas y tal vez ciertas especies animales. Si tomamos como criterio la vida, quedan afuera las condiciones que la hacen posible. Ahora bien, si incluimos dichas condiciones y hacemos de los ecosistemas en su conjunto el polo último de referencia de nuestra moral, ¿no corremos el riesgo de caer en un eco-fascismo dispuesto a sacrificar a los individuos para salvar a la Naturaleza entendida como totalidad? La ética ambiental plantea dilemas para los que bien quisiéramos tener respuestas más claras. En esta clase, Igor Krtolica traza un mapa de las líneas maestras de esta corriente de pensamiento presentando en cada caso tanto sus principales argumentos como las aporías que suscitan.

Descargables

  • Antología de textos
  • Bibliografía complementaria

Tabla de contenido

1. ¿Qué entendemos por ética ambiental?

La ética ambiental interroga la posibilidad de extender nuestra ética más allá de la comunidad de los seres humanos, de modo a incluir a los animales, las plantas e incluso los ecosistemas no humanos. En esta primera sección, se explica por qué esta disciplina filosófica nace en Estados Unidos, en la década de 1970.

2. Pensar como un pato

Paradójicamente, la idea de una ética ambiental le vino a Aldo Leopold (1887-1946) en sus experiencias de caza. Para prever los movimientos de un pato, tenía que pensar como un pato. Y para abrazar todos los puntos de vista, el del pato, el de los ciervos y el del agua, tenía que pensar como el territorio que los reúne a todos. Los conceptos de “comunidad bioética” y “ecosistema” son anteriores a la ética ambiental. Pero cuando a Aldo Leopold se le ocurre pensar como el pato o como la montaña, deja de pensar la relación con los seres vivos y la naturaleza de manera económica para pasar a pensarla de modo ético.

3. Principio, problema y conceptos fundamentales

Presentado el contexto en el que aparece la ética ambiental y la obra que le da forma, todavía hay que preguntar cuáles son los interrogantes que plantea. Pueden resumirse en el siguiente: ¿qué entidades son dignas de consideración moral? Las cuatro variantes que se van a exponer a continuación son cuatro respuestas a esta pregunta.

4. Antropocentrismo

Primero hay que tomar consciencia que el antropocentrismo también es una respuesta a la pregunta por qué entidades son dignas de consideración moral. Aunque en cierto sentido niegue el espíritu mismo de la ética ambiental, el antropocentrismo es una de sus variantes, la que afirma que sólo los seres humanos tienen que ser considerados desde un punto de vista moral. Por lo tanto, ante todo hay que examinar sus argumentos y, si se quiere superarlos, sus límites. ¿Por qué los animales deberían ser considerados moralmente? ¿Por qué las plantas? ¿Es tan evidente como parece?

5. Patocentrismo

La segunda variante de la ética ambiental es el patocentrismo. Su nombre proviene del griego antiguo, en el que pathein significa “padecer”, “ser afectado por”, y sostiene que es digno de consideración moral todo ser capaz de expresar placer o dolor, es decir, todo ser con sensibilidad. ¿Pero dónde trazar este límite? Hay animales en los que la presencia de la sensibilidad no constituye una evidencia. Y más aún: ¿por qué superponer el límite de la consideración moral con de la sensibilidad? ¿Las plantas no son dignas de consideración moral? Este tipo de objeciones es el que conduce a examinar la tercera variante de la ética ambiental: el biocentrismo.

6. Biocentrismo

En vez de hacer de la sensibilidad el criterio de la consideración moral, el biocentrismo presenta como criterio la búsqueda por la supervivencia, el esfuerzo por mantenerse con vida. Sería digno de consideración moral todo ser que exhiba este esfuerzo. Así, en esta tercera variante los límites de la consideración moral pasan a superponerse con los de la vida: de ahí su nombre, “bio-centrismo”. El problema con esta nueva variante es que, por un lado, no disponemos actualmente de una definición definitiva de la vida, de un claro conocimiento de sus límites. Por otro, conduce a preguntar si la vida objeto de consideración moral tiene que ser la de los individuos o las especies. Y en la medida que esta vida es inseparable del medio que los seres vivientes ocupan, de sus nutrientes por ejemplo, también conduce a preguntar si este medio no debe ser objeto de la misma consideración, lo que conduce a la cuarta variante de la ética ambiental: el ecocentrismo.

7. Ecocentrismo

Como su nombre lo indica, para el ecocentrismo las entidades dignas de consideración moral no son sólo los seres humanos, los animales y las plantas, sino los ecosistemas enteros que los incluyen a todos ellos. ¿Implica esta última variante que los individuos que conforman los ecosistemas puedan sacrificarse por el bien del todo? A escala planetaria la pregunta no parece tener mucho sentido porque es inverosímil que la vida en su conjunto esté en riesgo de extinción. Puede estarlo tal o cual especie, pero no la vida como tal. A escala de los ecosistemas, ¿habría que establecer jerarquías? En tal caso, ¿cómo hacer para que el ecocentrismo no nos devuelva a un antropocentrismo?

8. La naturaleza como posibilidad compartida

Aunque las distintas variantes del ecocentrismo no correspondan a etapas sucesivas de una historia sino a respuestas posibles de una pregunta, del antropocentrismo al ecocentrismo podemos observar un movimiento de extensión por el que cada vez son más los seres dignos de consideración moral. Sin embargo, en las primeras tres de ellas, la consideración moral siempre concierne a entidades constituidas, individuales o colectivas, pero cerradas en sí mismas. En este sentido, el ecocentrismo ocupa un lugar aparte, porque además de preguntar qué entidades constituidas son dignas de consideración moral, se esfuerza por pensar su interacción: no tanto quién es digno de consideración moral y quién no, sino, siéndolo todos, cómo organizar la vida en común.

Sobre el autor

Avatar
Igor Krtolica
Profesor de filosofía (Universidad Jules Verne, Francia)
IGOR KRTOLICA es Profesor e Investigador en la Universidad de Amiens (Francia). Trabaja en la intersección de la filosofía de la naturaleza y la filosofía política revisando los presupuestos del antropocentrismo.

Otros contenidos que te pueden interesar

Cursos

El sacrificio de Narciso

Por
Florencia Abadi
Cursos

¿Qué es la filosofía?

Por
Lucas Soares
Cursos

Problemas de Ética ambiental

Por
Igor Krtolica
Filosofía
Filosofía
Ética
Ética
Problemas de Ética ambiental
Por 
Igor Krtolica
Suscribirme
Por 
Igor Krtolica

Problemas de Ética ambiental

Hero image
Resumen
Compartir

Acerca de este curso

La ética ambiental interroga la posibilidad de extender nuestra consideración moral más allá del conjunto de los seres humanos, de modo a incluir a los animales, a la vida en general e incluso los ecosistemas. ¿Pero qué seres son dignos de consideración moral? Si tomamos como criterio la sensibilidad, quedan afuera las plantas y tal vez ciertas especies animales. Si tomamos como criterio la vida, quedan afuera las condiciones que la hacen posible. Ahora bien, si incluimos dichas condiciones y hacemos de los ecosistemas en su conjunto el polo último de referencia de nuestra moral, ¿no corremos el riesgo de caer en un eco-fascismo dispuesto a sacrificar a los individuos para salvar a la Naturaleza entendida como totalidad? La ética ambiental plantea dilemas para los que bien quisiéramos tener respuestas más claras. En esta clase, Igor Krtolica traza un mapa de las líneas maestras de esta corriente de pensamiento presentando en cada caso tanto sus principales argumentos como las aporías que suscitan.

Descargables

  • Antología de textos
  • Bibliografía complementaria

Sumate a Faro

Y disfrutá de nuevos contenidos originales todos los meses.
Suscribite
*Probalo gratis por 3 días
Avatar
Igor Krtolica
Profesor de filosofía (Universidad Jules Verne, Francia)
IGOR KRTOLICA es Profesor e Investigador en la Universidad de Amiens (Francia). Trabaja en la intersección de la filosofía de la naturaleza y la filosofía política revisando los presupuestos del antropocentrismo.

Otros contenidos que te pueden interesar

Cursos

El sacrificio de Narciso

Por 
Florencia Abadi
Cursos

¿Qué es la filosofía?

Por 
Lucas Soares
Cursos

Problemas de Ética ambiental

Por 
Igor Krtolica
Filosofía
Filosofía
Ética
Ética

Sumate a Faro

Y disfrutá de nuevos contenidos originales todos los meses.
Suscribime
*Probalo gratis por 7 días
Close SVG

Curso On-Demand

Comprar curso
Elegí un curso on demand de nuestro catálogo y disfrutalo a tu ritmo. Ideal para regalar FARO!
$25 USD / pago único
Comprar curso
*No hay cargos extras, pagás el curso y ya se encuentra en tu propiedad.

Subscripción mensual

  • Acceso ilimitado a todo el contenido de Faro: Cursos on demand, Charlas en vivo, Podcasts, Lecturas.
  • Nuevo contenido todos los meses.
Subscribirme
$13 USD / por mes
Subscribirme
*3 días de prueba sin cargo. Renovación mensual. Podés cancelar en cualquier momento.

Subscripción anual

  • Acceso ilimitado a todo el contenido de Faro: Cursos on demand, Charlas en vivo, Podcasts, Lecturas.
  • Nuevo contenido todos los meses.
Subscribirme
$56 USD / por 6 meses
Subscribirme
*3 días de prueba sin cargo. Renovación mensual. Podés cancelar en cualquier momento.

Regalá Faro

Hace llegar Faro a todos tus conocidos, que vivan la experiencia FARO.
*¿Tenés una tarjeta de regalo y querés cambiarla? Hacé click acá para redimir tu regalo.
*¿Tenés una tarjeta de regalo y querés cambiarla? Hacé click acá para redimir tu regalo.